Muchos somos los que cuando llega el lunes acudimos a trabajar cabizbajos, directos a la oficina con la sensación de que todavía nos queda una dura semana por delante, llena de problemas para solucionar, lo cual nos crea una sensación de desazón , porque claro, comparado con el fin de semana lleno de eventos, en el que disfrutamos de nuestra familia y amigos con una paella y una copa de vino, todo se hace mas cuesta arriba.

  En un lunes de esos malditos, recibí la llamada de un cliente dueño de una pequeña empresa, en el que el me expuso que estaba buscando la manera de motivar a sus empleados con algún tipo de evento, quería conseguir que, por un lunes, sus empleados entraran con mas alegría a trabajar, fue entonces cuando se me ocurrió la idea de un Coffee Break llamado: “Los lunes felices en la oficina”, es decir, le hicimos un evento a medida .

  La cosa era sencilla, se trataba de hacer que cuando sus empleados entrasen a trabajar sintiesen como que el día era especial, como que ese lunes no iba a ser el típico día de trabajo. Un día en el que disfrutar de un sabroso desayuno con los compañeros y compañeras de trabajo para empezar con la mayor energía y motivación posible.

  La cosa resultó ser todo un éxito, los empleados felicitaron a su jefe por tan buena idea y por haber hecho que por un día la llegada al trabajo hubiese sido placentera y en cierto modo les hubiese ayudado a coger la semana con más energía y motivación, todo gracias a Nova Nostrum Catering. Automáticamente el cliente me llamo con una gran satisfacción dándome las gracias por haber tenido esa idea que animó tanto a su personal. 

 Desde ese día en adelante todos los lunes primeros de mes realizamos un Coffee Break para esta empresa y se ha conseguido una mejor armonía entre compañeros, ya que estos aprovechan ese momento para comentar como les ha ido el fin de semana. La clave del éxito en el liderazgo no es la imposición, sino la empatía, dar ejemplo y pensar en la felicidad de todos los que nos rodean.

Deja un comentario

13 + 8 =